Saltar al contenido

Cómo quitar el sarpullido

Cómo quitar el sarpullido

El sarpullido, también se conoce como dermatitis, causa irritación y enrojecimiento de la piel; a pesar de ser un problema leve, lo mejor es buscarle solución a tiempo; para que la rutina diaria no se afecte por la comezón. Muchos son dolorosos y rojos y pican mucho, al llegar al punto de convertirse en ampollas.

Mientras que unos sarpullidos se desarrollan de manera inmediata, otros tardan en formarse al paso de varios días; así como suelen desaparecer de manera rápida, otros tienen que ser tratados a largo plazo para poder eliminarse.

Las causas de los sarpullidos pueden variar, por eso antes de tratarlo se debe saber el tipo de sarpullido que padece. Si la afección es seria, si no tiene mejoría, si presenta otros síntomas debe acudir al médico.

Por lo general el tratamiento para sarpullido tiene incluido, lociones, cremas con cortisona, humectantes que alivian la inflamación y antihistamínicos que mitigue la picazón.

Factores que generan el sarpullido

Es una afección que es habitual en la piel, aparece a cualquier edad y parte del cuerpo, las áreas del cuerpo más afectadas vienen siendo la espalda, cintura, pecho, el cuello y los genitales.

A continuación, mencionaremos los factores que desencadenan este malestar:

  • Ingerir alcohol
  • Frecuentes situaciones de estrés
  • Intoxicación por alimentos
  • Colocarse mucha ropa
  • La falta de higiene
  • Sudar en abundancia
  • El uso de la ropa sintética

Recomendaciones para quitar sarpullido

Para empezar, debemos tener en cuenta que ante cualquier sarpullido y más si se trata de un niño se debe buscar atención médica, este nos recomendará medicamentos tal como la cortisona, este producto nos ayuda a contrarrestar la picazón, el enrojecimiento y la hinchazón.

Otros medicamentos que se pueden usar para pacientes con eccema incluyen: Antibióticos para tratar la piel infectada o Antihistamínicos para ayudar a controlar la picazón.

En consecuencia, los sarpullidos pueden formarse de manera inmediata mientras que otros tardan días en manifestarse; cuando aparece sarpullidos por lo general lo sabes porque te comienza a molestar.

No se debe rascar, ya que si se hace el sarpullido toma más tiempo para poder sanarse y con facilidad se puede desarrollar una cicatriz o una infección.

Acudir al médico suele ser una buena idea si tienes sarpullido, ya que existen diferentes tipos de sarpullidos y el dermatólogo que es especialista de piel sabe diferenciarlos por lo que te recomendará el tratamiento adecuado para curar tu piel.

Por otro lado, tenemos que, para el eccema el doctor recomienda humectantes llamados emolientes, estos suelen retener el agua en la piel, manteniéndola lisa y suave, mientras se va aliviando la sensación de picor.

Si es el caso de la hiedra venosa, el especialista sugiere baños frescos y lociones de calamina. En otros casos más serios, es indispensable tomar un medicamento en pastillas o líquidos llamado antihistamínico, esta medicina disminuye el enrojecimiento y la picazón.

Prevenciones para sarpullidos:

Para prevenir la aparición de sarpullidos se deben llevar a cabo los siguientes consejos:

  • Reduce el estrés
  • Evita el uso de telas que te irriten la piel como el caso de la lana, así como los productos químicos agresivos entre ellos los detergentes, solventes y jabones.
  • Hidrata frecuentemente la piel.
  • Evita los cambios de humedad y temperatura.
  • Trata de evitar las situaciones que producen sudoración en exceso y sobrecalentamiento.

 Remedios naturales para combatir un sarpullido

Cabe destacar ciertos remedios naturales que pueden ser aplicados para combatir un sarpullido. Entre ellos tenemos:

  • Aloe Vera; el gel proveniente de esta planta es hidratante, calmante y combate la afección desde la raíz. Si estás sufriendo de sarpullidos lo ideal es que apliques un poco sobre la zona afectada.
  • Aceite de oliva; este aceite es ideal para calmar el sarpullido, aplica unas gotas en el área a tratar y masajea con suavidad, dejar secar, pero no lo retires.
  • La avena; preferiblemente en hojuelas, tiene un efecto calmante reduciendo el escozor del sarpullido, para la preparación calienta un vaso de agua junto a una taza de avena en hojuelas, remueve constantemente hasta formar una pasta y aplica sobre el sarpullido y deja actuar durante media hora.
  • Vitamina C; se recomienda consumirla frecuentemente sobre todo en frutas, esta vitamina es excelente para contrarrestar alergias.

Tipos de sarpullidos

Es importante mencionar que ciertos sarpullidos acompañado de fiebre pueden ser signo, de algo más grave, ya que las erupciones llamadas urticarias son peligrosas, puesto que por lo general son señales de una reacción alérgica por lo que la persona necesitaría ser atendida de emergencia.

Se puede decir, que las urticarias se producen cuando un químico llamado histamina se libera respondiendo a un alérgeno, este se ocasiona por efectos de la comida, picadura de insectos, medicina e incluso mediante un virus

Entre los tipos de sarpullidos tenemos:

  • El eccema; tambien llamada dermatitis atópica, suele ser común en los niños, esta alergia puede dejar la piel agrietada, seca, con algunas áreas abultadas alrededor de las rodillas y los codos. O como en otros casos más serios puede ser escamoso, rojo y con hinchazón alrededor del cuerpo.
  • Dermatitis de contacto; es producida por el contacto de la piel con algo irritante, bien sea un químico, jabón o detergente. La piel suele ponerse roja, hinchada y con picor.
  • Dermatitis alérgica de contacto; es un sarpullido ocasionado por el contacto con un alérgeno, es decir, algo a lo que la persona es alérgica, tal como pintura para teñir el cabello, goma de caucho o níquel (metal que reside en algunas joyas) si el níquel te produce alergia, el área de la piel donde está la joya se te enrojece, se pone escamosa y con mucho picor.
  • El urushiol; este viene siendo un aceite o resina que se puede encontrar en la hiedra venosa, cuyo contacto produce sarpullidos.

Por lo general cuando los sarpullidos o las erupciones son ocasionados por los alérgenos, el médico requiere mayor información, querrá saber que sustancia, comida, insecto, medicina ocasionó el picor

Es habitual que el médico sugiera un análisis de laboratorio y así determinar que alérgeno causó el problema. Es indispensable saber que la mejor manera de prevenir los sarpullidos y las erupciones ocasionada por alérgenos, es evitando la comida, medicina o el insecto problemático.