Saltar al contenido

Cuidados en el primer año de vida

Desde el momento del nacimiento, el bebé necesita, el cuidado, la atención y la vigilancia de los padres, junto con el apoyo y la ayuda del pediatra, para desarrollarse plenamente.

La leche materna es el alimento más beneficioso y completo, el alimento mejor adaptado para cubrir las necesidades de crecimiento de su hijo durante los primeros meses de vida.

En los primeros días el bebé pierde peso y a partir de la segunda semana comienza a recuperarlo. Controlen el peso del bebé semanalmente durante los dos primeros meses y después, al menos, una vez al mes. Procuren que tenga un ritmo de alimentación y de descanso regular.

La alimentación complementaria con cereales aporta sobre todo energía. Se pueden introducir a partir del 4 ó 5 mes los cereales SIN gluten. Los cereales CON gluten no deben darse antes de 6º mes.

La alimentación suplementaria es fuente de vitaminas, proteínas, grasa, etc. Los alimentos se irán introduciendo de uno en uno y sin añadir sal ni azúcar.

Todas estas pautas de alimentación se guiarán por las indicaciones de su pediatra.

La higiene del recién nacido debe extremarse para prevenir infecciones

El ombligo requiere desinfectarlo hasta su cicatrización. Para las curas NO utilice antisépticos que contengan yodo. Con el baño diario el niño se relaja y duerme mejor.

Tanto la ropa de cuna, como la de su hijo, es mejor que sea de fibras naturales (algodón, hilo, etc.).

Conviene que la habitación donde está su hijo sea soleada y que esté ventilada. El paseo diario es un estímulo para su hijo, háganla por lugares soleados, evitando el exceso de calor y de viento.

Las medidas preventivas en los recién nacidos abarcan muchos temas

En la maternidad a su hijo le tomarán la 1ª muestra de sangre del talón para la detección precoz de metabolopatías congénitas. La 2ª muestra de sangre deberá hacerse a partir del 5º día, en el centro de salud o en la consulta de su pediatra. También recibirá la primera vacuna que corresponde al calendario de vacunas infantiles.

Recibirá a lo largo del primer año las distintas vacunas que correspondan al calendario de vacunas infantiles.

Los niños pequeños son muy susceptibles de sufrir accidentes

Cuidado con las cosas calientes: compruebe la temperatura de los alimentos y del baño. Manténganlo alejado de la cocina, es donde más accidentes se producen.

Cuidado con las cosas que pueda tragar o ahogarse: objetos pequeños, productos tóxicos. Cuidado con la electricidad: proteja los enchufes.

Cuidado con los golpes y las caídas: eviten dejarlo solo en la cama, escaleras o en el baño y protejan las puntas de los muebles.

En el desarrollo del niño intervienen múltiples factores

Para ayudar al buen desarrollo físico y psíquico del niño durante el primer año de vida no sólo importa la alimentación, la higiene y las medidas preventivas sino también las relaciones con sus padres y demás personas de su entorno tienen una enorme importancia. Durante el primer año de vida es fundamental que el bebé se sienta querido y estimulado.

Durante los primeros meses, háblenle y acarícienlo durante la toma de alimento.
Jueguen con él hablándole suavemente y ofreciéndole objetos de colores vivos para que los agarre y cántenle o pongan música suave.