Saltar al contenido

Enfermedades del sistema nervioso periférico

Enfermedades del sistema nervioso periférico

Al referirse al sistema nervioso lo primero que viene a la mente es el cerebro, y en general, este es uno de los factores principales que lo compone.

No obstante, el cerebro, independientemente es incapaz de manipular y efectuar cada uno de los órganos, permitiendo el desplazamiento y la realización de conductas que magnifiquen el período de adaptación o de supervivencia, y para ello existe el sistema nervioso.

El desempeño adecuado del sistema nervioso periférico es de suma importancia para el ser humano. Por ende, la existencia de trastornos y enfermedades ponen en riesgo el control y desarrollo del mismo, ocasionando en gran medida, la manifestación de limitaciones de la capacidad intelectual, o inclusive provocar la muerte.

Enfermedades del sistema nervioso periférico

Entre las enfermedades que perjudican el sistema nervioso periférico tenemos:

  • Epilepsia: Cuando se produce una exaltación o hiperactivación de ciertos grupos neuronales, los cuales, se encuentran altamente sensibles y ante el más pequeño factor, estas reaccionan anómalamente manifestando síntomas como convulsiones, descoordinación, pérdida de conciencia, vísceras, enlentecimiento, debilidad, pérdida del manejo y control total de los músculos.
  • Tumores: Se pueden llegar a desarrollar una amplia cantidad de tumores, tanto malignos como benignos, que lleguen a afectar el sistema nervioso periférico. Estos se pueden manifestar si se originan directamente en él o son consecuencia por la metástasis de un cáncer en alguna otra parte del organismo. Los tumores más conocidos se pueden encontrar el astrocitomas, meduloblastomas, meningiomas, gliomas y glioblastomas.

Los daños pueden ser provocados gracias a las rupturas de las conexiones sinápticas o por el contrario, los tumores se pueden presenciar debido a la proliferación celular o por la compresión de las neuronas contras otras estructuras.

  • Esclerosis múltiple: La sustancia mielina de vital importancia para controlar los impulsos bioeléctricos mediante el sistema nervioso, por ende, cuando los axones de las neuronas desperdician o pierden el control de la sustancia se tienden a desarrollar un conjunto de enfermedades, conocidas como trastornos desmilinizantes.

Durante el desarrollo de estas patologías, el organismo cede lentamente a la facultad de enviar y recibir mensajes de manera eficiente al organismo, ocasionando tensión muscular, debilidad, alteraciones perceptivas y dolores.

  • Esclerosis lateral amiotrófica: Cuando se manifiesta este trastorno, se produce el deterioro de las celular motoras del sistema nervioso, provocando la muerte de cada una de ellas. De esta manera, los músculos dejan de recibir impulsos nerviosos con el paso del tiempo, terminando por deteriorarse, y, por ende, impedir el movimiento voluntario de los mismo.

De la misma forma, es probable que esta enfermedad llegue a afectar los músculos cardíacos o respiratorios, produciendo la muerte del individuo.

  • Síndrome de enclaustramiento: Este trastorno se puede originar en las lesiones que sufre el tronco del encéfalo o en las terminales de las conexiones nerviosas. Normalmente el paciente está consciente de su situación y del entorno, no obstante, es incapaz de moverse gracias a la falta de conexiones nerviosas que manifiesta el cerebro y otras partes del organismo.

 

Enfermedades del sistema nervioso periférico según su fuerza de desarrollo:

  • Neuropatías diabéticas: La manifestación de trastornos metabólicos como la puede ser la diabetes millitus, son capaces de provocar grandes daños a los nervios y neuronas del organismo. Por tal motivo las fibras nerviosas se deterioran lentamente, además de que los vasos sanguíneos pierden como dominio sobre el flujo gracias a la escasa metabolización de la glucosa.
    • En caso de que el paciente sufra de diabetes, las condiciones de estos trastornos son visibles en las extremidades, mayormente en las inferiores. Además de afectar directamente órganos esenciales como los ojos y el corazón.
  • Infecciones: Los conjuntos de estructuras y neuronas que rigen el sistema nervioso pueden ser afectadas y provocadas en gran medida por enfermedades infecciosas. Como por ejemplo el VIH y la sífilis, que, al no ser tratadas, pueden alterar y neutralizar las neuronas. Además de los virus como la rabia, los citomegalovirus, y el herpes simple.
    • Normalmentesta la encefalitis, necrosis, meningitis, inmunodeficiencia que facilita el desarrollo de otros virus o muerte neuronal.
  • Demencia: Este tipo de trastornos, principalmente originados en el cerebro, son populares por ocasionar una degradación progresiva, pérdida de las neuronas y debido a su funcionamiento natural, también el descontrol de las diversas habilidades motoras y cognitivas. Por ejemplo, el alzheimer, parkinson o corea de Huntington son enfermedades que pueden ser capaces de manifestar el deterioro de las fibras nerviosas.Sin embargo, no todos los pacientes llegan a presenciar demencia como tal.
  • Polineuropatías: Este proceso inflamatorio tiende a afectar diversos nervios o tractos nerviosos, ocasionando de esta forma la presencia de hormigueos, pérdida de la sensibilidad o control, atrofia muscular, diarrea, alteraciones cardiorrespiratorias, trastorno de erección, debilidad, entre otros.
  • Mononeuropatías: Consiste en la lesión de un nervio periférico causada por diversos mecanismos, tal como la compresión continuada, manifestación de hemorragias internas, infecciones o seccionamientos.
  • Traumatismos: Aunque no se trate de enfermedades, la exposición a lesiones o múltiples golpes puede ocasionar que las neuronas y los nervios que se encuentren en el área afectada del organismo, queden dañadas o incapaces de ejecutar sus funciones normalmente. Estos trastornos causan la pérdida de percepción o el dominio de los grupos musculares o de órganos importantes.
  • Síndrome de Guillain-Barré: Los trastornos clasificados como autoinmunes, son los que provocan que el sistema inmunológico agreda al sistema nervioso, lo cual, daña, dificulta u obstaculiza la transmisión de señales nerviosas.
  • Disreflexia autonómica: Este trastorno es ocasionado gracias a una alteración en la médula espinal y a la hiperactivación del sistema nervioso autónomo, el cual manifiesta un gran aumento de la tensión arterial gracias a la dificultad que provoca en la regulación de la presión sanguínea, habitualmente en zona no inervadas y por debajo de la lesión medular.
  • Monoplejia, tetraplejia o hemiplejia: Las alteraciones, seccionamientos o daños de las fibras nerviosas puede provocar una parálisis en diversas partes del cuerpo. Este trastorno puede afectar una parte en específica del cuerpo, conocido como monoplejia. Cuando uno de los dos lados del cuerpo es afectado, se le llama hemiplejia. O cuando se paraliza un conjunto de extremidades, tetraplejia.

Estos trastornos hacen imposible el movimiento o la percepción táctil de las zonas afectadas.

Por otra parte, tenemos que, la agrupación de enfermedades y trastornos correspondientes al sistema nervioso, las cuales se clasifican por la manifestación de dolores e hinchazón ocasionado por un mal funcionamiento del organismo o por las alteraciones de las conexiones nerviosas relacionadas con el dolor se conocen como neuralgias.