Saltar al contenido

Hipertensión endocrina

Hipertensión endocrina

La hipertensión endocrina también podemos conocerla como la presión arterial alta secundaria, o hipertensión secundaria, y es porque esta se encuentra causada debido a otro padecimiento que es capaz de afectar nuestro corazón, las arterias, los riñones o el sistema endocrino.

Conoce todo acerca de sus síntomas y sus factores de riesgo en este artículo.

La hipertensión endocrina difiere de lo habitual

Lo que a menudo conocemos como presión arterial alta no tiene nada que ver de la hipertensión secundaria. En el primer caso no nos encontramos con ninguna causa clara de por qué está sucediendo, el pensamiento es que esta puede encontrarse ligada a problemas en la genética, a llevar una mala dieta, entre otros factores.

Cuando se utiliza un tratamiento adecuado para la hipertensión endocrina por lo general también puede ser capaz de ayudarnos a controlar a la enfermedad que ya preexiste. Esto ayuda a reducir cualquier riesgo de una complicación grave que pueda producirse.

Síntomas de la hipertensión endocrina

De igual manera que la hipertensión primaria, cuando hablamos de la secundaria puede que encontremos ningún síntoma en general, incluso en aquellos casos donde la presión arterial del paciente ya ha logrado subir a niveles que se consideran extremadamente peligrosos.

Sin embargo, existen maneras de diagnosticar se trate de un caso de hipertensión endocrina. Por lo que, si tienes la presión arterial alta, y notas estos signos en ti, quizá debas hacerle una visita más al doctor:

  • Hipertensión resistente, lo cual se conoce como al estado e donde la presión arterial alta no se encuentra respondiendo de la manera que se esperaría a los medicamentos.
  • Poseer la presión arterial verdaderamente alto, alcanzando niveles sistólicos que sobrepasen los 180 mm Hg, y niveles diastólicos que sobrepasen los 129 mm Hg.
  • Puede darse el caso de que el medicamento que solía controlar tu presión arterial ya no esté funcionando más.
  • Cuando la presión arterial alta aparece sorpresivamente después de los 55 años, o mucho antes de los 30.
  • Vienes de una familia en donde nadie ha sufrido alguna vez de presión arterial alta.
  • No eres una persona que podría considerarse como obesa.

¿Cuándo es el momento perfecto para que consultes con tu médico?

            Lo primero es tener consciencia plena de que padecemos de algún trastorno que pueda dar origen a la hipertensión endocrina, o secundaria. Si es así entonces la probabilidad de que necesites un control más frecuente por la presión arterial alta existe.

Puedes acudir a un profesional de la salud el cual te indique cuál será la frecuencia con la que podrás verificar tu presión arterial.

¿Cuáles son los factores de riesgo dela hipertensión endocrina?

Como ya se mencionó anteriormente, la hipertensión secundaria es causada por enfermedades que pueden llegar a afectar nuestra presión arterial alta.

Por lo que cuando hablamos de hipertensión endocrina el único factor de riesgo es que la persona sufra de alguna enfermedad del sistema endocrino que sea capaz de afectar su presión arterial. Se puede descubrir cuando el paciente tiene muchos problemas para poder controlar sus niveles.