Saltar al contenido

Problemas y enfermedades que pueden provenir de una mala nutrición en adultos mayores

Cuando llegamos a una cierta edad puede que nuestras preocupaciones sean otras o quizás es posible que no se nos antoje como antes llenarnos de comida de manera muy frecuente sino que tengamos un apetito mucho más apacible. Son muchos los problemas que pueden producirse por una mala nutrición en una edad avanzada.

¿Por qué ocurre esto? ¿Qué podemos hacer para resolverlo? ¿Por qué es alarmante que los adultos mayores tengan una mala nutrición? Estos y muchas dudas más serán resueltas en este artículo, si te interesa sigue leyendo.

¿Por qué es importante resolver este problema de mal nutrición en los adultos mayores?

Según estadísticas, son muchas las enfermedades y problemas que pueden ocasionar una mala nutrición en los adultos mayores, colocando a la desnutrición y problemas nutricionales como una de las principales causas de enfermedades y problemas en la salud de los adultos mayores.

Como un ejemplo, en Perú se describen problemas de este tipo en un estudio realizado con la medición del Índice de Masa Muscular (IMC) a adultos mayores de 60 años, encontrándose que tenían exceso de peso en el 38 por ciento en los casos de los varones y un 45 por ciento en el caso de las mujeres.

Estos números aseguran que pueden traer consecuencias en problemas mentales tales como Alzheimer, depresión, problemas en las hormonas y muchas otras que son aun más difíciles de tratar en una edad muy adulta.  Así como también problemas físicos como dolores en las articulaciones, dificultad al moverse y conllevar a otros inconvenientes como osteoporosis, problemas de metabolismo, entre muchos otros.

En Ecuador hay 16.625 millones de habitantes donde al menos el 15 por ciento son adultos mayores de 55 años lo que corresponde a aproximadamente unos 1.700 adultos mayores actualmente y para el año 2030 se prevé un incremento de esta cifra en al menos un 20 por ciento.

En Nicaragua, el número de personas que son adultos mayores corresponde aproximadamente a medio millón de personas lo que equivale a aproximadamente un 10 por ciento de la población del país según un estudio por el médico gerontólogo Milton López Norori.

A lo que queremos llegar es que no hablamos de una minoría completamente menos importante que los otros grupos, ellos también son forman parte de la población del país y necesitan ser atendidos si su organismo ya no responde de manera igual a cuando tenían menos años.

En conclusión

El mayor problema actualmente de los adultos mayores no es la diabetes o aquellas enfermedades autoinmunes que se han convertido en comunes en una edad avanzada. Si cayéramos en cuenta que todas aquellas son mayormente producidas por una mala alimentación continuada por muchos años, tomaríamos mucha más importancia a ella incluso en una edad temprana.

Puedes buscar ayuda de un médico especialista como un nutriólogo para comenzar a evaluar tu dieta en el día a día para mejorarla de manera continua sin caer en el agobio o que el paciente se sienta tentado a romperla a causa de que han restringido gran parte de los alimentos que le gustaban.