Saltar al contenido

Qué es el colesterol hdl

Qué es el colesterol hdl

El colesterol viene siendo una sustancia similar a la grasa, que, a pesar de ser fundamental para la vida, cuando tiene unos niveles más alto de lo requerido pueden ser una ventaja para que se desarrollen ciertas enfermedades las cuales pueden disminuir la esperanza de vida de la persona que la padece.

Por consiguiente, el colesterol se ubica en las membranas celulares del organismo, es indispensable porque con su ayuda dicho organismo produce hormonas, vitamina D, ácidos biliares entre otras sustancias.

Para establecer que estamos viviendo en los parámetros del colesterol saludable lo que debemos hacer es asegurarnos del número de la cifra elevada, es decir, saber cuándo es colesterol alto.

¿Cómo saber cuándo el colesterol está alto?

El exceso de colesterol puede originar ateroesclerosis, la cual permite que las arterias se endurezcan y se estrechen, ocasionando las enfermedades coronarias.

Por lo general, se ha establecido que se tiene colesterol alto cuando se sobrepasa a 160 MG/d del colesterol LDL y que sea superior a 200 MG/d del colesterol en su totalidad.

Suele confundir cuando se habla del colesterol por total; existen diversos tipos de colesterol, sin embargo, se toman en cuenta específicamente tres tipos.

Tipos de colesterol

Como ya se había mencionado anteriormente existen tres tipos de colesterol los cuales vamos a conocer a continuación;

El colesterol bueno o HDL

El nombre técnico es lipoproteínas de máxima densidad, las mismas se encargan de recoger el colesterol de los tejidos y trasladarlos al hígado para luego ser eliminado.

El nivel bajo de este tipo de colesterol es menor de 35 mg/dl en el hombre y 40 mg/dl en la mujer, lo que puede ser un desarrollo de problemas del corazón.

Métodos que elevan el colesterol bueno

Para elevar el colesterol, se deben seguir algunos pasos que los vamos a ver a continuación:

  • Tener dieta saludable; para obtener un colesterol HDL se debe consumir grasas saludables y alejar las grasas saturadas, tal como las carnes que tengan altos niveles de grasa como en el caso del tocino y las salchichas. Por el contrario, las grasas insaturadas como las nueces, aguacate, pescado azul y aceite de oliva son saludables para el corazón.
  • Mantener el peso en límites saludables ya que al aumentar permite que los niveles de colesterol HDL disminuyan.
  • Practicar deporte; el deporte puede elevar los niveles de colesterol bueno o HDL y reduce el malo LDL, es recomendable realizar ejercicios de 30 minutos diariamente.
  • No fumar; cuando se fuma se disminuye el nivel de colesterol HDL así sea de manera pasiva ya que esto la hace directamente fumador por lo que se debe evitar la exposición al humo.
  • No consumir alcohol; al ingerir el alcohol de manera extrema permite que se vayan disminuyendo los niveles de colesterol HDL, aunque también es posible que también ocurre así lleve una moderación en su consumo.

El colesterol LDL o malo

Este colesterol LDL está presente cuando las proteínas son de baja densidad, dichas proteínas se encargan de trasladar al colesterol para su uso a los diferentes tejidos del cuerpo, lo que incluye las arterias, se manera que la presencia en exceso de este colesterol puede ocasionar problemas cardíacos.

Por consiguiente, el colesterol LDL posee unas sustancias denominadas ésteres; las cuales se adhieren a la pared de las arterias y son las responsables directas del aterosclerosis.

Cuando existe un exceso del colesterol LDL se aumenta el número de ésteres, y la posibilidad de que una gran cantidad de ellos se peguen de las arterias.

¿Cómo se puede aumentar el colesterol bueno?

Para elevar la concentración del colesterol HDL en la sangre, se tienen que consumir alimentos que contengan grasas buenas tales como:

  • Semillas de girasol, linaza y chía, las cuales son fuentes naturales de Omega 3, a parte de contener altos niveles de fibras.
  • Los pescados grasos; sardina, atún y salmón.
  • Los frutos secos; almendras, castañas, avellanas y nueces.
  • El aceite de oliva y aguacate; que son ricos en grasas monoinsaturadas que ayudan a minimizar el colesterol malo.

Síntoma del colesterol HDL bajo

Cabe destacar que el colesterol bajo no origina ningún síntoma que advierta su presencia, sin embargo, se sospecha cuando esta presente con los factores tales como; inactividad física, grasa abdominal en exceso y el consumo en grandes cantidades de alimentos ricos en grasas malas como la comida chatarra, embutidos, la comidas procesada y congelada, torta rellena etc.

En caso de llevar estos malos hábitos alimenticios y una vida sedentaria, lo recomendable es acudir al médico y realizar análisis de sangre que evalúen los niveles de colesterol y de ser necesario realizar un tratamiento adecuado.

Posterior a cumplir las sugerencias del médico, se deben repetir los análisis 3 meses después de haber cumplido dicho tratamiento para comprobar si los valores han vuelto a la normalidad.

Causas del colesterol HDL bajo

Cuando el colesterol HDL está bajo, se debe a ciertos factores genéticos que influyen en su producción en el hígado. Los cuales son:

  • Los malos hábitos alimenticios
  • El sedentarismo
  • El sobrepeso
  • Triglicéridos altos
  • La ingesta de medicamentos que alteran la producción hormonal como los corticosteroides y el mal hábito de fumar.

Por lo general los niños que poseen el colesterol bajo tienen antecedentes de enfermedades cardiovasculares en la familia o tienen un sobrepeso. De ser así el examen de sangre para el colesterol se debe hacer a partir de los dos años de edad.

Riesgos del colesterol HDL bajo:

Si el colesterol bueno se encuentra en un nivel por debajo de 40 mg/dl existe la probabilidad de un elevado riesgo de padecer de enfermedades cardiovasculares, esto es debido a que se beneficia la acumulación de grasa en los vasos sanguíneos obstruyendo el flujo normal de la sangre y originando ciertos problemas tales como:

  • Trombosis venosa profunda.
  • Infarto agudo de miocardio
  • Enfermedades arteriales
  • Accidente cerebro vascular (ACV)

Es importante señalar que, si se tiene el HDL bajo, y la persona también tiene el colesterol LDL, VLDL alto, el riesgo es mayor y más aún cuando se vinculan enfermedades como la hipertensión, diabetes, tabaquismo y sobrepeso.