Saltar al contenido

Qué es hiperplasia endometrial

hiperplasia endometrial

Cuando la guarnición uterina es mucho más gruesa de lo habitual se le conoce como hiperplasia endometrial, o EH por sus siglas es inglés.

La causa más común para este trastorno es la malignidad endometrial, por esto es de suma importancia poder distinguir entre los distintos tipos de hiperplasia; el benigno y el precanceroso.

Clasificación de hiperplasia

Las instalaciones más importantes basadas en aspectos microscópicos, determinan el EH como:

Neoplasia intraepitelial endometrial anormal de la neoplasia de Endometroid, benigno sin atypia, basado en un grupo de estudio europeo dedicado a la investigación de enfermedades y sus causas y efectos.

El principal tipo de EH que se presenta este acompañado de una reacción anormal al estímulo del estrógeno del endometrio, iniciando cuando se manifiesta una exposición de progesterona y devolviéndose una vez que cesa.

Las células adoptan su aspecto habitual sin diagnóstico de alguna mutación asociada a la malignidad.

El segundo tipo de EH es considerado maligno o precanceroso, con diversos cambios genéticos asociados a una transformación desfavorecedora, relacionándose con fuerza al cáncer existente del Endometroid con alto índice de desarrollo en el futuro.

Tratamiento de hiperplasia endometrial

La gestión del EH es dependiente del grado de la lesión y de la etiología. Por lo tanto, las condiciones y factores que determinan el mejor método, se establece con respecto a:

  • El deseo de la mujer de concebir.
  • La diagnosis histopatológica.
  • A la exposición de estrógenos en la actualidad.
  • Grado y nivel de intensidad de los síntomas.
  • Salud general del paciente.

Tratamiento para EH sin atypia.

En la mayoría del paciente, el EH precanceroso puede tornarse silencioso, enfocándose directamente a determinar y eliminar las fuentes del estrógeno, exógeno o endógeno.

Sus factores y condiciones alterables estan relacionados a:

  • Un estilo de vida sedentario sin la realización de ejercicio.
  • Diabetes mellitus.
  • Exceso de peso.
  • Una alimentación deficiente en proteína y una dieta limitada de grasas e ingesta de comida chatarra.

Se puede recurrir al empleo de terapias de alteraciones hormonales u otros métodos o sistemas de envío de estrógeno, no obstante, esto terminará perjudicando mayormente a las mujeres en estado posmenopáusico.

El 2% de los pacientes que se encuentran en el estado HRT combinado, son capaces de desarrollar el EH benigno. Dependiendo de esta condición se debe aumentar la dosis y ser cambiado a 90 días de terapia de la progestina, con la finalidad de aumentar la producción de endometrio hyperplastic.

Tratamiento pro-gestacional.

La hiperplasia endometrial maligna puede controlarse con un par de dosis de progesterona, en distintos períodos cada 14 días:

  • Magnesio del acetato 10, de la progesterona de Medroxy.
  • Magnesio micronizado de la progesterona.

Debido a la extracción de aire cíclico, el endometrio es revisado nuevamente mediante una biopsia, posterior a los 90 o 120 días de tratamiento.

Cabe señalar que la progestina posee propiedades de división celular que afecta el endometrio, en un período de una semana después del inicio del tratamiento, siendo esencial en la etapa de alteraciones proliferativas del EH.

Los principales factores de un endometrio progesterona-estimulado aportan la atrofia del epitelio glandular, la coloración eosinófila creciente del citoplasma y diversos cambios en la retención fluida stromal.

Las reacciones que se produce es determinada por el estado en el que se encuentre el receptor de la progestina del endometrio anormal.

Los pacientes que presentan el EH deben de seguir una terapia estricta dependiendo del nivel de regresión que presenten:

  • Regresión completa del EH: En caso de manifestar condiciones posmenopáusicas, se debe considerar usar la terapia de reemplazo hormonal combinada, en cíclico o forma combinada.
  • Regresión parcial del EH: En caso de realizarse este tipo de regresión la dosis de la progesterona se aumenta considerablemente en un período de 15 días, en los cuales, se emplearán los siguientes medicamentos:

Magnesio del MPA, 10.

Magnesiotato de Megestrol, 80.

Al pasar 90 días de tratamiento el endometrio es revisado nuevamente mediante una biopsia. Si después de tres meses no hay reacción alguna o los pacientes manifiestan la extracción de aire de la ruptura, se opta por realizar una histerectomia completa del transbdominal.

  • Tratamiento del EIN: En algunos de los pacientes pre-menopausicos, el uso de EIN y altas dosis de agentes progestacionales es habitual, entre estos se pueden encontrar:

Magnesio del acetato de Megestrol, 160.

Magnesio, 100.

Inyecciones del MPA intramuscular, 1g.

El empleo del dispositivo intrauterino de Levonorgestrel, usado para evitar factores secundarios sistemáticos y gástricos, por un período de seis meses a dos años.

En la etapa posmenopáusica con EIN las mujeres tienden a manifestar histerectomia, causado por los riegos elevado a contraer el cáncer endometrial y porque casi el 80% de las pacientes no responderán correctamente a las progestinas.

Cerca del 90% de las mujeres en estado premenopausal con EIN se requiere un tipo de secretor especial de endometrio, teniendo en cuenta que el dispositivo intrauterino de Levonorgestrel reacciona mejor con EH.

A la vez que se vayan realizando los exámenes, se debe tratar cada 180 días una biopsia, hasta que el estado del endometrio se considere normal después de varias visitas y revisiones en un período de dos a cinco años.

Concluyendo con las alteraciones de secretores en respuesta a la progesterona, se recomienda la inducción de la ovulación para evitar que la estrogenic se repita en el endometrio nuevamente.

Tratamiento útero-escasamente.

En pacientes que padecen de EIN no es conveniente someterlos a una administración quirúrgica. Por el contrario, se deben optar por recomendarles una terapia de la progestina que brinda unos seis meses seguidos por una biopsia endometrial.

Si de este la atypia sigue persistiendo y mostrando una alteración anormal en el casquillo de los prensaestopas, se mantendría la opción de realizar una histerectomia total. Entre estos métodos y técnicas quirúrgicos destaca la siguiente:

Método hystero-resección: Realizados cuando el endometrio se reseca completamente, incluyendo la capa básica, bajo el tratamiento de hysteroscopic directa. Este es uno de los métodos más usados después de ofrecer una muestra completa del tejido para el examen microscópico, brinda un buen manejo de la extracción de aire y mantiene mayor profundidad sobre el tejido eliminado.