Saltar al contenido

¿Que Es La Resistencia A La Insulina, Cual Es Su Causa Y Como Tratarla?

la resistencia a la insulina

Es una afección característica de la diabetes tipo 2, pero también puede afectar a otros, incluyendo aquellos con diabetes de tipo 1.

Cuando una persona no diabética se convierte en pre-diabético y de allí pasa a la diabetes tipo 2, es porque está experimentando crecientes niveles de resistencia a la insulina.

Las personas con diabetes tipo 1 también pueden experimentar resistencia a la insulina y puede resultar que necesiten aumentar sus dosis de insulina, mientras que las personas con diabetes tipo 2 que no son insulinodependientes podrían necesitar aumentar sus dosis de medicamentos orales.

Sugerencia: Se debe hablar con el médico acerca de cambiar sus medicamentos o dosis de insulina si usted sospecha que la resistencia a la insulina está dando lugar a lecturas de azúcar en sangre más altas.

Ahora veamos tres hábitos comunes característicos del estilo de vida moderno, los cuales pueden provocar el desarrollo de la resistencia a la insulina:

1. Aumento de peso

La grasa corporal debilita la sensibilidad del cuerpo a la insulina. A mayor cantidad de grasa en su cuerpo, más insulina su cuerpo necesitara para estabilizar el azúcar en la sangre.

Si usted ha pasado por un período de su vida en que usted ha ganado peso, incluso cinco libras, puede resultar que su requerimiento de insulina o medicamentos necesite ser reajustado.

2. La falta de ejercicio (sedentarismo)

Cuando usted ejercita su cuerpo aumenta el metabolismo, tanto durante el entrenamiento, así como después del mismo.

Un aumento del metabolismo significa que estás quemando más glucosa como combustible cuando estás en estado de reposo.

Sin embargo, el sedentarismo o falta de ejercicio en absoluto con el tiempo provoca una mayor resistencia a la insulina ya que el cuerpo tiene que trabajar más duro para quemar en estado de reposo la glucosa que el ejercicio habría quemado.

3. Consumo abundante de carbohidratos

Los carbohidratos son la principal fuente de energía para el cuerpo humano, también resultan ser la fuente alimenticia que mas exige insulina cuando se consumen, requerimiento necesario para que se mantengan los niveles estables de azúcar en la sangre.

Cuantos más carbohidratos se consumen, más insulina el cuerpo necesita. Una dieta alta en carbohidratos regularmente requerirá más y más horas extras de insulina que su cuerpo empleara en la lucha para controlar su azúcar en la sangre.

Nota: Existen 2 tipos de carbohidratos, simples y complejos. Los carbohidratos complejos liberan sus azucares más lentamente, los carbohidratos simples tienden a liberar mas rápido sus azucares, ante tal situación, se debe tener un mayor control con el consumo de carbohidratos simples.

Observación: Para una persona con diabetes tipo 2, la demanda en el páncreas de esa persona puede llegar a ser muy intensa, lo que provoca que el páncreas tenga que trabajar más duro y con mayor dificultad para producir suficiente insulina en respuesta a la gran cantidad de hidratos de carbono.

¿Se puede mejorar el nivel de sensibilidad a la insulina?

La respuesta es, si.

Mediante ajustes o modificaciones, como es el caso de los 3 hábitos más arriba mencionados, es decir:

  1. Mediante la pérdida de peso
  2. El aumento de la cantidad de ejercicio o actividad física
  3. La disminución o control del consumo de carbohidratos (sobre todo simples).

Además, existen otros ajustes que se pueden llevar a cabo que obedecen al estilo de vida, como por ejemplo:

  • Hidratarse diariamente
  • Dormir o descansar plenamente
  • Evitar el estrés
  • Dejar o disminuir los hábitos como el tabaquismo y el consumo de alcohol
  • Evitar la comida chatarra y planificar una dieta saludable.

Si tomas estas medidas veras mejoras significativas de tu salud en términos generales, ten presente que el desarrollo de la resistencia a la insulina es una afección que puede ser provocada por nuestros malos hábitos llevados a cabo según nuestro estilo de vida.