Saltar al contenido

Sintomas de protastasis

Sintomas de protastasis

La prostatitis, consiste en una inflamación de la próstata que está vinculada o no a una infección bacteriana.

Los hombres son los que poseen está glándula de superficie lisa que conforma el sistema reproductivo masculino, y que normalmente tiene el tamaño de una nuez, aunque dicho tamaño suele maximizarse a través del tiempo.

Los hombres en su mayoría pueden tener un aumento de la próstata en una edad comprendida entre 40 a 50 años.

La próstata se ubica en la parte inferior de la vejiga rodeando el conducto de la uretra, que con la ayuda de hormonas produce una secreción lechosa, que se mezcla con los espermatozoides durante el proceso de la eyaculación. Se cree que desarrolla el 10% del fluido seminal.

La próstata puede sufrir distintos trastornos, entre los más comunes se pueden mencionar; padecer de una infección, tener un tumor o el aumento de tamaño. Por lo que los trastornos se basan en: prostatitis, cáncer de próstata, hiperplasia prostática benigna.

Causas de la inflamación de próstata

Las causas de la prostatitis pueden variar dependiendo del tipo de agente patógeno que provoca la inflamación de la próstata; esto puede ser origen bacteriano o no bacteriano.

Síntomas de la inflamación de próstata

La prostatitis difiere, en que si la causa proviene de un origen bacteriano o no bacteriano. Sin embargo, ambas causas comparten los mismos síntomas:

  • Sensación de picazón o ardor al orinar.
  • Poloaquiuria, tener constantemente necesidad de orinar.
  • Sangre en la orina
  • Fiebre y escalofríos

Por otra parte, tenemos la prostatitis bacteriana crónica, la cual puede dar otros síntomas tales como:

  • Eyaculación dolorosa
  • Incomodidad en los testículos.
  • Dolor en la región púbica o sensación de presión en la parte baja del abdomen.
  • Dolores y tirones de la ingle
  • Pérdida en la libido
  • Disfunción eréctil

¿Cómo prevenir una prostatitis?

Es importante resaltar que no todos los tipos de prostatitis pueden ser prevenidos, aunque con un tratamiento médico anticipadamente y una buena higiene se puede prevenir dicha inflamación evitando que las bacterias se propaguen hacia la próstata.

Tipos de prostatitis

La prostatitis se divide en dos grandes grupos, y depende de la causa que provoca la inflamación. Entre ellas tenemos:

Protastitis bacteriana

Se origina por la infección de alguna bacteria la cual puede ser crónica o aguda. Sin embargo, cualesquiera de los dos casos se ocasionan ya que ciertas bacterias penetran en la próstata provocando infección.

Enfatizando que la prostatitis crónica duraría unos tres meses o más y la aguda iniciaría rápidamente.

El diagnóstico de prostatitis aguda es fácil de reconocer a diferencia de la crónica, y dicho tratamiento se basa por lo general en tomar antibióticos.

Toda bacteria causa una infección urinaria, la cual produce una prostatitis bacteriana aguda; estás infecciones transmitidas mediante contacto sexual suelen ser la gonorrea y la clamidia.

Ahora bien, en una edad pasada de los 35 años los hombres tienden a generar infecciones, bien sea, por la bacteria Escherichi coli como otras bacterias comunes originando este tipo de prostatitis la cual empieza en:

  • La uretra; conducto que va conduciendo la orina a salir del cuerpo mediante el pene.
  • El epidídimo; viene siendo un conducto que hace conexión de los testículos con los vasos deferentes por donde circula el semen con los espermatozoides.

La prostatitis tambien se produce por problemas como:

  • Por obstrucciones que disminuyen o evitan el flujo de la orina hacia fuera de la vejiga.
  • La lesión en el perineo, área ubicada entre el escroto y el ano.
  • Por lo general, la prostatitis aguda desaparece con medicamentos, pero si llegase a reaparecer se transforma en una prostatitis crónica.

La prostatitis abacteriana

Viene siendo una infección ocasionada por bacterias, la cual se debe a perturbaciones en cuanto al vaciado de la vejiga o de un reflujo prostático, no obstante, existen otras causas tales como:

  • La irritabilidad por sustancias químicas
  • Problemas de lo músculos del suelo pélvico
  • Factores emocionales y estrés
  • Irritabilidad causada por el reflujo de la orina que se extiende hacia la próstata.

Es importante mencionar que el tratamiento de la prostatitis abacteriana es difícil, por lo que se recomienda es tener control de los síntomas.

Este tipo de prostatitis tiende a llevar a otros problemas bien sea, sexuales o urinarios, los cuales afectan el estilo de vida.

Por lo general, si se realiza un chequeo médico no se estaría revelando nada inusual, no obstante, la próstata puede estar inflamada, por lo que se sugiere es realizar una prueba de orina, que muestra los glóbulos rojos o blancos.

Es indispensable saber que mediante un urocultivo o cultivo de la próstata no se muestra la presencia de bacterias.

Esta prostatitis puede arrojar diagnósticos erróneos como a veces se puede diagnosticar que es a causa de una transmisión sexual.

Tratamientos de la prostatitis abacteriana

Por lo general, este tipo de prostatitis tiene varios tratamientos que los vamos a conocer a continuación:

  • Tratamiento de la prostatitis aguda o tipo I; consiste en fluorquinolonas, amino-glucósidos o la cefalosporina de 2 y 3 generación por vía parenteral.

En caso de tener una obstrucción miccional, se deben agregar unas sondas uretral o cistotomía suprabúbica.

Si existe mejoría entonces se recomienda un tratamiento oral durante 10 días con fluorquinolonas y doxiciclina, posteriormente se realiza una ecografía, si se llegase a observar un absceso prostático se procede a realizar una punción para drenarlo y un tratamiento antimicrobiano, en primer lugar, parenteral y después oral, el cual dura 14 días y si cuando se realiza dicha ecografía no se observa nada, entonces se cambia al antimicrobiano.

  • Tratamiento de prostatitis crónica o tipo II; este viene siendo un tratamiento antimicrobiano oral que dura entre unas 6 -12 semanas con trimetoprim, doxiciclina o fluorquinolonas. Posteriormente pueden presentarse 3 situaciones:
  • La curación; se harán tanto seguimientos como controles
  • No mejoría o recaída; se ingiere antimicrobiano en dosis plenas por un periodo de 6 meses y se considera una cirugía prostática.
  • Recurrencia; se realiza un tratamiento antimicrobiano a dosis bajas en un período de 6 meses.
  • Tratamiento del síndrome doloroso pelviano inflamatorio; es un tratamiento antimicrobiano oral el cual se debe cumplir por 6 semanas con trimetoprim, doxiciclina y fluorquinolonas. Si se responde de manera positiva al tratamiento se prolonga por 6 semanas más. En caso de no haber mejoría se hace un cambio a otro antimicrobiano y se agrega antiflamatorio. Si aún no existe mejoría entonces se administran los alfa- bloqueantes y si no llegase a funcionar, se usan otros fármacos tales como dutasterine, finasteride, polisulfato o pentosan.
  • Tratamiento del síndrome del dolor pelviano crónico no- inflamatorio; Este viene siendo un tratamiento simultáneo de dos semanas con Diazepam, analgésicos opiáceos y alfa- bloqueantes. En caso de existir mejoría se realizan cambios de opiáceos por antiflamatorio no esteroides y se mantienen tanto el alfa-bloqueante como el Diazepam, ya estos últimos durante unos tres meses. De no haber mejoría, entonces se intenta con técnicas de relajación, cambios en el estilo de vida y psicoterapia.
  • Tratamiento de prostatitis asintomática inflamatoria; en este caso no es necesario ningún tratamiento, al menos que el PSA este elevado o se diagnostique una infertilidad.